Carpintería de aluminio para ventanas y cerramientos.

¿Por qué aluminio?

El aluminio es un material noble, ecológico y resistente, que acompañado de otros materiales se posiciona como solución líder en el mundo de los cerramientos.

Ecología

En un mundo cada vez más concienciado con la ecología el aluminio es el material perfecto,  se puede reciclar hasta el 100% del aluminio, manteniendo las propiedades como si se tratase de material de primera explotación. Esto quiere decir que no deja marca en el medio ambiente.


Potencial estructural y aislamiento

En conjunto con otros materiales altamente aislantes, podemos obtener unos cerramientos de altas prestaciones, manteniendo la calidad estructural del aluminio, así como su exquisita presencia, con unas formas sencillas y ligeras que dejan pasar más luz que otros materiales también destinados a cerramientos. 


Seguridad

El aluminio ofrece seguridad en todos los sentidos de la palabra. En caso de incendio el aluminio es ignífugo e inocuo, que no expide gases tóxicos en situaciones de altas temperaturas.

Además, el aluminio nos protege con su resistencia mecánica, que puede ser complementada eligiendo series especiales o lama de aluminio, por ejemplo. Pregunte a nuestros expertos en la sección contacto.


Infinidad de posibilidad de acabados

El aluminio permite un basto catálogo de acabados, como puede ser lacados de la carta RAL, lacados de imitación madera, especiales, foliados imitación madera, anodizados de distintos colores.

Todas estas posibilidades se pueden combinar para ofrecer la posibilidad de los bicolores, beneficiándonos de la luminosidad que puede tener un blanco en el interior respetando el color de la fachada en un anodizado bronce, por ejemplo. Disponible en series de RPT.

Junta central

En las series de aluminio se utiliza una junta central de goma, especialmente adaptada al propósito del aislamiento, que no presenta interrupciones en su continuidad y que por su diseño es altamente complicado que permita comunicación entre el interior y el exterior. Es por ello que no es necesario, como se acostumbra en otros materiales para cerramientos, más que esa junta central para obtener unos valores de ensayo de la ventana en cuanto a estanqueidad de primera categoría.

Coeficiente de dilatación

En la rotura de puente térmico, el aluminio forma una única unidad con la poliamida para ofrecernos las mejores prestaciones de ambos materiales, que congenian a la perfección dadas su similares valores de dilatación. 

Cuando hablamos de otros materiales para cerramientos, estas dilataciones desajustan los herrajes de la ventana dando lugar a holguras, y en el peor de los casos un contacto directo del interior de la vivienda con el exterior.

Make a Free Website with Yola.